You are here:
punta sua

Charles Darwin dio a conocer las Islas Galápagos al mundo, pero no fue hasta 1959 que el archipiélago se convirtió en Parque Nacional. Desde entonces, cientos de personas viajan a estas islas de Ecuador para disfrutar de un ecosistema único en el mundo. Y es que nada más divisar las aguas turquesas desde el aire, uno ya empieza a contar los minutos que faltan para que el avión aterrice y poder salir a explorar ese mundo tan especial.
Aquí te presentamos 10 cosas que hacer en Galápagos.

1. Caminar junto a las tortugas más grandes del mundo
Seguramente, cuando te nombran las Islas Galápagos piensas en una enorme tortuga. De hecho, la imagen de las Galápagos es el retrato de George, una tortuga gigante que falleció en el 2012 y se convirtió en el símbolo de las islas. Por ello, avistar estas especies de tortugas es el objetivo principal de todos los que desean viajar a Islas Galápagos.
La mayoría de estas tortugas viven en los bosques, y recorrer los senderos y las fincas junto a ellas es una experiencia que hay que hacer en Islas Galápagos si quieres vivir la emoción de estar frente a un animal único en el mundo.

2. Nadar con leones marinos
Lo que hace tan especial a las Islas Galápagos (además de sus tortugas), es que la mayoría de los animales que la habitan no huyen cuando ven humanos cerca. Eso ocurre especialmente con los leones marinos, a quienes puedes encontrar durmiendo tranquilamente en la plaza principal del pueblo; pero lo mejor es verlos en el agua.
Hay varios tours que ofrecen excursiones a diferentes islas deshabitadas de Galápagos para que puedas hacer snorkel junto a ellos en un ambiente tranquilo. Te aseguramos que verlos nadar junto a ti es una emoción que no olvidarás nunca.

3. Bucear con el tiburón martillo
Los amantes del buceo tienen su lugar en las Islas Galápagos, especialmente en un punto llamado “león dormido”. En la grieta de esta increíble roca se puede tener la experiencia de uno de los mejores snorkels y buceos del mundo. La razón es que alrededor de ella se encuentran un buen número de diferentes especies marinas, entre ellas el tiburón martillo. En un día soleado y con suerte, incluso se puede verlo haciendo snorkel.

4. Conocer el piquero de patas azules
El piquero de patas azules es otro de los animales emblemáticos de Islas Galápagos. Junto las tortugas, su retrato se ha convertido en estampa de camisetas y otros souvenirs. En la isla Isabela o Seymour Norte podrás comprobar de bien cerca que sus patas son de un color azul claro intenso.

5. Saludar a los únicos pingüinos del hemisferio norte
Las Islas Galápagos no son una residencia permanente para los pingüinos, pero cuando el alimento y la temperatura del agua lo permiten, los vas a encontrar descansando sobre los túneles de lava o incluso nadando velozmente a tu lado. Aunque es difícil verlos en el agua ya que se mueven con mucha rapidez, verlos en acción es otra de esas experiencias que hay que hacer en Islas Galápagos.

6. Asomarse a las entradas de un túnel de lava
Hace cientos de años, las Islas Galápagos tenían una frecuente actividad volcánica. Su superficie se cubrió de varios ríos de lava que llegaban hasta el mar. De estos ríos ahora solamente queda su “corteza” magmática, fría y dura como una piedra. Es posible visitar varios de ellos en las islas Isabela y Santa Cruz.

7. Acampar junto a un volcán
Al tratarse de un Parque Nacional, las Islas Galápagos tienen áreas de acampada muy restringidas cuyas reservas deben hacerse con uno o dos días de antelación. Una de esas áreas es la base del volcán Chico, en Isabela. Pocos conocen este dato, por lo que dormir en la base de un volcán en las Galápagos es una experiencia casi solitaria.

8. Hacer snorkel con tiburones de punta blanca
También se les llama tintoreras y los puedes encontrar en muchas de las playas de las islas habitadas de Galápagos. Los lugares estrella para verlos y nadar con ellos son los Túneles de Isabela y la playa Bahía Tortuga en Santa Cruz. Si te encuentras con uno, ¡no tengas miedo! Son totalmente inofensivos. Además, verlos nadar tan cerca de ti es pura adrenalina.

9. Navegar con delfines
Para ver delfines en las Islas Galápagos hay que tener un poco de suerte, ya que ningún tour garantiza su avistamiento. Puede que durante tu traslado de isla en isla, o en alguno de los tours, los delfines decidan nadar cerca del barco. Así que, cuando reserves un tour en Islas Galápagos, cruza los dedos y pide que aparezcan los delfines.

10. Tomar el sol junto a una iguana
Las iguanas marinas están por todos los rincones de las islas habitadas de Galápagos. Como las tortugas gigantes, son una especie endémica, por lo que no las verás en ningún otro lugar del mundo. Además, están tan seguras de que Galápagos les pertenece, que se acercarán y nadarán junto a ti en cualquier playa de Galápagos.

En lo que a a seguridad se refiere, puedes estar tranquilo y no preocuparte al moverte por las islas, ya que es el destino más seguro de Ecuador. Eso sí, actualmente las islas cuentan con un único y muy básico hospital. Debido a los altos precios de la atención médica en este paraíso, y a la posibilidad de sufrir algún tipo de lesión en las diferentes actividades que se pueden realizar ahí, es imprescindible viajar a Islas Galápagos con el mejor seguro de viaje.